Saltear al contenido principal
910 665 331 669 002 359 hola@madodental.com
Blanqueamiento Dental Madrid

¿Qué es un blanqueamiento dental y cómo se hace?

Si te preguntas dónde hacer un blanqueamiento dental en Madrid y buscas información acerca de cómo realizarlo y los diferentes tipos que existen, este artículo será de tu interés. Tanto a nivel estético como de salud bucodental, es fundamental lucir una sonrisa perfecta.

Un blanqueamiento dental hará que te sientas más joven y aportará una mayor luminosidad a tu rostro con unos rápidos resultados. Tu higiene bucal mejorará sin que el esmalte de tu dentadura corra ningún peligro.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

Realizar un blanqueamiento dental en Madrid supone un tratamiento odontológico y estético que elimina por completo las manchas de tus dientes, consiguiendo que presenten una tonalidad brillante. Los espectaculares resultados de este procedimiento odontológico lo han convertido en los últimos años en uno de los más solicitados en las clínicas dentales.

Es de gran importancia recurrir a unos profesionales acreditados que estén familiarizados con el uso de agentes blanqueadores, así como con la planificación del procedimiento y su mantenimiento, tal y como ocurre en nuestra clínica.

Debes ser consciente de que este tratamiento no deja de ser un proceso médico que solo puede ser realizado por dentistas en clínicas dentales.

Causas del oscurecimiento de los dientes

La tinción dental se puede ver afectada en mayor o menor medida por el consumo de algunos productos y/o una higiene inadecuada.

Las manchas dentales pueden agruparse en dos grupos: manchas endógenas o intrínsecas y manchas exógenas o extrínsecas.

Entre las manchas intrínsecas están las que afectan a dientes en fase de formación, antes de su erupción en la cavidad bucal, y que pueden ser causadas por el consumo de ciertos medicamentos, por deficiencias vitamínicas o por hipoplasias de esmalte. También pueden aparecer en dientes ya erupcionados a causa de fracturas, golpes o por el paso del tiempo.

Las manchas extrínsecas son producidas por el contacto de las piezas dentales con agentes pigmentadores que se encuentran presente en algunos alimentos o bebidas (café, té, vino) y en el tabaco, uno de los grandes enemigos de la salud bucodental.

¿Cómo se hace un blanqueamiento dental?

La clasificación de los blanqueamientos dentales se realiza en función de los dientes a los que se aplica el tratamiento. Pueden dividirse en dos grupos: blanqueamiento de dientes vitales y de dientes no vitales.

Blanqueamiento en dientes vitales

Este tipo de blanqueamiento se divide en dos tipos distintos:

Blanqueamiento dental realizado en la clínica dental

Se lleva a cabo por medio de un agente blanqueador con una base de peróxido de hidrógeno que se realiza en una clínica dental. Se puede activar por una fuente de luz. Con carácter previo al tratamiento es necesaria una revisión de la cavidad bucal y una adecuada profilaxis. Tras estos pasos, la zona que se va a tratar se aísla para evitar que los tejidos periodontales entren en contacto con el agente blanqueador, que se añadirá con posterioridad.

El hecho de que el dentista maneje una concentración alta de blanqueante hacen que este método sea muy eficaz.

Blanqueamiento ambulatorio con la supervisión de un odontólogo

Tratamiento que se realiza en el domicilio de los pacientes siguiendo las indicaciones del odontólogo. También requiere de una previa revisión bucal y de una profilaxis adecuada.

Una férula es elaborada a la medida de los pacientes, y es donde se aplica el agente blanqueador. Esto es así para evitar cualquier contacto posible con los tejidos periodontales.

Blanqueamiento en dientes no vitales

La presencia de productos bacterianos o hemáticos en el interior de los conductos suele ser el motivo principal de la decoloración de los dientes no vitales. Esta clase de blanqueamiento dental consiste en la eliminación de todo el tejido necrótico y de todos los agentes decolorantes existentes.

Los métodos para el blanqueamiento de los dientes no vitales son dos.

Técnica inmediata

Una mezcla de peróxido de hidrógeno al 35 % con perborato de sodio es activada mediante un instrumento caliente. Los resultados se observan de forma instantánea.

Técnica ambulatoria

La misma mezcla es llevada a la cavidad de la cámara pulpar y una obturación temporal es colocada en la superficie, Este proceso es más prolongado que el de la técnica inmediata.

Tanto la inmediata como la ambulatoria son dos técnicas que se pueden combinar.

Consejos sobre cómo hacer un blanqueamiento dental en Madrid

Antes de someterte a un tratamiento de blanqueamiento dental debes tener en cuenta una serie de aspectos:

  • No olvides que se trata de un tratamiento médico. Aunque muchas veces la finalidad de un blanqueamiento dental es puramente estético, lo cierto es que se trata de un tratamiento odontológico que no puede realizarse en cualquier lugar. El profesional que realice el proceso debe ser un dentista colegiado que siga todos los requisitos y protocolos médicos necesarios.
  • Es necesario un diagnóstico previo por parte del odontólogo. El dentista debe supervisar todo el tratamiento, de modo que los dientes, tejidos blandos y encías no corran peligro en ningún momento.
  • Recuerda que no es un proceso doloroso. Sufrir dolor durante la visita a un dentista es algo del pasado, aunque aún hay muchas personas que tienen ese temor, razón por la que en ocasiones se retrasa un necesario tratamiento de blanqueamiento dental. Solo en el caso de pacientes con una extrema sensibilidad en los dientes puede darse alguna molestia al tomar una bebida o alimento muy frío o muy caliente. En estos casos suele bastar con modificar algunas de las pautas del tratamiento o, sencillamente, utilizar algún tipo de colutorio.
  • No hay peligro de que se dañe el esmalte. Si el tratamiento se realiza correctamente y se emplean productos seguros en ningún caso el esmalte de tus dientes sufrirá ningún tipo de desperfecto.
  • Deja el tabaco si quieres que tus dientes no vuelvan a degradarse. Abandonar el nocivo hábito de fumar es un consejo válido para cualquier ámbito de la vida, y el bucodental no iba a ser menos. La nicotina y el alquitrán de los cigarrillos son unos de los elementos que más pueden manchar y dañar tus dientes.

Un correcto blanqueamiento dental supervisado por profesionales de la odontología es el mejor medio para cuidar tu salud bucodental. Para que sus efectos sean los más duraderos posibles es necesario que mantengas unos saludables hábitos de higiene en tu boca y, nunca está de más repetirlo, que ni te acerques al tabaco.

Volver arriba